Entrada destacada

Poéticas... y otra antología inconclusa

lunes, 17 de junio de 2019

UN VOTO DE SILENCIO

(Un texto de emiro para saludar en la distancia su parentela)

Todos hemos tenido una tía
a veces para darnos cantaleta,
a veces para acolitarnos una pilatura,
muchas veces para corregirnos,
y otras tantas para allanar con el silencio
lo que no comprenden de nosotros sus sobrinos.
Todos tenemos una tía que nos enseñaba
cómo se nadaba contra la corriente.

Todos en algún momento necesitamos de la tía
que ya no está, que ya se fue a la cita ineludible,
a la cita que nadie ha podido eludir...
así me explicó mi mamá la ausencia de la tía Tiodo,
explicación que cincuenta años después
todavía no entiendo.

Tuve  muchas tías que ya se han ido
que se han ido del mundo pero están en mis recuerdos
por eso cuelgo sus fotografías en las paredes de mi casa

para amenizar las conversaciones, a veces insulsas
que mis tías aturdían entre la habladera
para prolongar el silencio que Ellas sí sabían ejercer.

Celina y Tiodo,  Ana María y Oliva, Otilia...mis tías
Hubo unas que no conocí de las cuales Melita
me contaba muchas historias como para hacer una novela.
Una novela que me hunde en una enfermedad de ricos,
una depresión en la cual olvidé cómo se nada
cómo se nada contra la corriente como me enseñaron mis tías.




Una avemaría reza este gitano ¡ojalá las alcance!
de este sobrino que a preguntas aún las acosó
de este sobrino que teme contestar al teléfono
teme escuchar noticias desfavorables
desde un Yopal absorbente que se lo tragó.

martes, 4 de junio de 2019


En junio celebramos el día del padre, acá unos apuntes al que nos da la mesada...



La tierra giró para acercarnos

poema del venezolano Eugenio Montejo (Caracas, 1938 – 2008) 
La tierra giró para acercarnos,
giró sobre sí misma y en nosotros,
hasta juntarnos por fin en este sueño,
como fue escrito en el Simposio.
Pasaron noches, nieves y solsticios;
pasó el tiempo en minutos y milenios.
Una carreta que iba para Nínive
llegó a Nebraska.
Un gallo cantó lejos del mundo,
en la previda a menos mil de nuestros padres.
La tierra giró musicalmente
llevándonos a bordo;
no cesó de girar un solo instante,
como si tanto amor, tanto milagro
sólo fuera un adagio hace mucho ya escrito
entre las partituras del Simposio.





Tuyo es el tiempo cuando tu cuerpo pasa 
con el temblor del mundo, 
el tiempo, no tu cuerpo. 
Tu cuerpo estaba aquí, tendido al sol, soñando; 
se despertó contigo una mañana 
cuando quiso la tierra. 

Tuyo es el tacto de las manos, no las manos; 
la luz llenándote los ojos, no los ojos; 
acaso un árbol, un pájaro que mires, 
lo demás es ajeno. 
Cuanto la tierra presta aquí se queda, 
es de la tierra. 

Sólo trajimos el tiempo de estar vivos 
entre el relámpago y el viento; 
el tiempo en que tu cuerpo gira con el mundo, 
el hoy, el grito delante del milagro; 
la llama que arde con la vela, no la vela, 
la nada de donde todo se suspende 
–eso es lo nuestro.




Mi viejo
Es un buen tipo mi viejo
Que anda solo why esperando
Tiene la tristeza larga
De tanto venir andando
Yo lo miro de desde lejos
Pero somos tan distintos
Es que creció con el siglo
Con tranvía why vino tinto
Viejo, mi querido viejo
Ahora ya caminas lento
Como perdonando el viento
Yo soy tu sangre mi viejo
Soy tu silencio why tu tiempo.
El tiene los ojos buenos why una figura pesada
La edad se le vino encima
Sin carnaval
Ni comparsa
Yo tengo los años nuevos
Mi padre los años viejos
El dolor lo lleva dentro
why tiene historias sin tiempo
Viejo, mi querido viejo
Ahora ya caminas lento
Como perdonando el viento
Yo soy tu sangre mi viejo
Soy tu silencio why tu tiempo
Yo soy tu sangre mi viejo.
Compositores: Jose Tcherkaski / Piero Antonio Franco De Benedictis

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------




---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A Antonia Eiriz







Felices los normales, esos seres extraños.
Los que no tuvieron una madre loca, un padre borracho, un hijo delincuente,
Una casa en ninguna parte, una enfermedad desconocida,
Los que no han sido calcinados por un amor devorante,
Los que vivieron los diecisiete rostros de la sonrisa y un poco más,
Los llenos de zapatos, los arcángeles con sombreros,
Los satisfechos, los gordos, los lindos,
Los rintintín y sus secuaces, los que cómo no, por aquí,
Los que ganan, los que son queridos hasta la empuñadura,
Los flautistas acompañados por ratones,
Los vendedores y sus compradores,
Los caballeros ligeramente sobrehumanos,
Los hombres vestidos de truenos y las mujeres de relámpagos,
Los delicados, los sensatos, los finos,
Los amables, los dulces, los comestibles y los bebestibles.
Felices las aves, el estiércol, las piedras.
Pero que den paso a los que hacen los mundos y los sueños,
Las ilusiones, las sinfonías, las palabras que nos desbaratan
Y nos construyen, los más locos que sus madres, los más borrachos
Que sus padres y más delincuentes que sus hijos
Y más devorados por amores calcinantes.
Que les dejen su sitio en el infierno, y basta.

¿Y Fernández? poema de Roberto Fernández Retamar

miércoles, 15 de mayo de 2019

LA MAESTRA RURAL de Gabriela Mistral

La Maestra era pura. «Los suaves hortelanos», decía, 
«de este predio, que es predio de Jesús, 
han de conservar puros los ojos y las manos, 
guardar claros sus óleos, para dar clara luz».


La Maestra era pobre. Su reino no es humano. 
(Así en el doloroso sembrador de Israel.) 
Vestía sayas pardas, no enjoyaba su mano 
¡y era todo su espíritu un inmenso joyel!


La Maestra era alegre. ¡Pobre mujer herida! 
Su sonrisa fue un modo de llorar con bondad. 
Por sobre la sandalia rota y enrojecida, 
tal sonrisa, la insigne flor de su santidad.


¡Dulce ser! En su río de mieles, caudaloso, 
largamente abrevaba sus tigres el dolor! 
Los hierros que le abrieron el pecho generoso 
¡más anchas le dejaron las cuencas del amor!


¡Oh, labriego, cuyo hijo de su labio aprendía 
el himno y la plegaria, nunca viste el fulgor 
del lucero cautivo que en sus carnes ardía: 
pasaste sin besar su corazón en flor!


Campesina, ¿recuerdas que alguna vez prendiste 
su nombre a un comentario brutal o baladí? 
Cien veces la miraste, ninguna vez la viste 
¡y en el solar de tu hijo, de ella hay más que de ti!


Pasó por él su fina, su delicada esteva, 
abriendo surcos donde alojar perfección. 
La albada de virtudes de que lento se nieva 
es suya. Campesina, ¿no le pides perdón?


Daba sombra por una selva su encina hendida 
el día en que la muerte la convidó a partir. 
Pensando en que su madre la esperaba dormida, 
a La de Ojos Profundos se dio sin resistir.


Y en su Dios se ha dormido, como un cojín de luna; 
almohada de sus sienes, una constelación; 
canta el Padre para ella sus canciones de cuna 
¡y la paz llueve largo sobre su corazón!


Como un henchido vaso, traía el alma hecha 
para volcar aljófares sobre la humanidad; 
y era su vida humana la dilatada brecha 
que suele abrirse el Padre para echar claridad.


Por eso aún el polvo de sus huesos sustenta 
púrpura de rosales de violento llamear. 
¡Y el cuidador de tumbas, como aroma, me cuenta, las 
plantas del que huella sus huesos, al pasar!



NOSOTROS LOS HOMBRES 

Vengo a buscarte, hermano, porque traigo el poema,
que es traer el mundo a las espaldas.
Soy como un perro que ruge a solas, ladra
a las fieras del odio y de la angustia,
echa a rodar la vida en mitad de la noche.
Traigo sueños, tristezas, alegrías, mansedumbres,
democracias quebradas como cántaros,
religiones mohosas hasta el alma,
rebeliones en germen echando lenguas de humo,
árboles que no tienen
suficientes resinas amorosas.
Estamos sin amor, hermano mío,
y esto es como estar ciegos en mitad de la tierra




De GABRIEL CELAYA:
Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca…
Hay que medir, pensar, equilibrar…
y poner todo en marcha.
Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.
Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño,
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.
Soñar que, cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá
nuestra bandera enarbolada.



Te regalo un lápiz… (autor anónimo)
Porque en este mundo
de computadoras y avances tecnológicos,
el lápiz sigue siendo la forma
más sencilla de comunicar tus ideas
Te regalo un lápiz…
Porque tú como maestro
tendrás la oportunidad
de borrar y corregirte
cuando te equivoques.
Te regalo un lápiz…
Para que a diario
intentes escribir en el corazón
de los alumnos
la ciencia del amor y de la bondad
Te regalo un lápiz…
Para que escribas día con día
todas esas virtudes que por
naturaleza posees
y descubras lo grandioso que eres como ser humano.


LOS TESAUROS Y SUS USOS COTIDIANOS

Un aforismo del filósofo alemán Ludwig Wittgenstein: 
Los límites de mi mundo  son los límites de mi   lenguaje y los límites de mi  lenguaje son los límites de mi mundo




Aproximaciones a una definición: 
según la documentalista
 Emilia Currás

Es un Vocabulario 
controlado según 

Es una lista ordenada de 
palabras clave

Es una lista ordena de 
términos sobre una 
materia específica

Es una herramienta fundamental entre los lenguajes 
documentales

Es un sistema de recuperación de la información que representa 
el conocimiento


Es uno de los lenguajes documentales claves para iniciar una 
investigación

Una precisión bibliotecaria desde la experiencia con el uso de
los tesauros:

Son herramientas de almacenamiento y recuperación de información utilizados por 
profesionales de la documentación, para jerarquizar datos e informaciones en un 
índice. Sirven al usuario en la medida que brindan eficiencia en las búsquedas de 
datos clasificados minuciosamente. En las redes se conocen como búsquedas
 avanzadas.







TERMINOLOGÍA

Eugen Wuster

Disciplina en la frontera entre la lingüística y las demás ciencias


C. Kuck

Disciplina teórica que enfrenta el problema de la comunicación y el entendimiento en la ciencia y la técnica


Philippe Rossillon


Materia prima para la lingüística informática

Christian Galisbski y Hans Czap

Principio de ordenación de saberes, indispensable para el desarrollo de la comunicación  y el entendimiento de los pueblos, sobre todo por causa  de la aparición tantos inventos,  descubrimientos y nuevas herramientas.

Picht
Conjunto de términos en un campo determinado del saber,  en forma distinta de como se hace en el lenguaje común y que han sido fijados por el uso o por la normalización.
Amalia de Irazazábal
Elaboración del saber, con fines de entendimiento entre los especialistas. Uno de tales fines se materializa en los procesos clasificatorios de ese campo del saber para su mejor uso y aprovechamiento.


ICYT

Campo interdisciplinar del conocimiento, que se ocupa del estudio de los conceptos y sus representaciones.
ICYT: Instituto de información y documentación en Ciencia y Tecnología (Curso de terminología)
                              

Helmut Felber
ü  Marco de representación y ordenamiento del conocimiento
ü  Base de la trilogía OBJETO         CONCEPTO        SÍMBOLO

ü  Estudia la correspondencia de un término, en un sistema referencial, con otro sistema referencial.

Tomado de: Manual de Tesauros de Emilia Currás



Edgar Morin nos propone:
 (…  ) aprender a navegar en un océano de incertidumbres a través de archipiélagos de certeza” (Morin, 3, 1999)



ALGUNOS EJEMPLOS Y ORDENADOS ALFABÉTICAMENTE:



ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL

        
NA: Nueva disciplina que reúne técnicas,  
Metodologías, pedagogías en escenarios
 interdisciplinarios desde la biblioteca
 universitaria para mejor aprovechamiento de la
TIC’s.

        TE:  ANDRAGOGÍA
        TE: PEDAGOGIA DE ADULTOS
        TE: WEB SEMÁNTICA
        TG: METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

        TR: TESAUROS




TESAUROS
         
NA: Herramientas para recuperar la 
información 

TE:    BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS                  
TE:  INVESTIGACIÓN EN UNITRÓPICO  
TE: SERVICIOS BIBLIOTECARIOS
TE: WEB SEMÁNTICA
       
 TG:  PROMOCIÓN DE LECTURA


 TR:  PROMOCIÓN DE LECTURA EN LA
EDUCACIÓN    SUPERIOR


     


    Con los  lenguajes documentales  contribuimos al hacer 
científico como  observadores rigurosos   desde  el  habla, 
la escritura, la escucha y la lectura en el uso de la palabra 
sea  coloquial, técnica o  científica.

Enlace Unitrópico

Visitas

contador de visitas

Entradas más vistas